• María Bermejo

Florence Knoll

Arrancamos marzo dándole una vuelta de tuerca a nuestra sección de La Escuelita. Hasta ahora hemos hablado en The Singular Room sobre piezas icono en decoración: la Lámpara Arco, la Mesa Tulip o el Sofa Chester han sido, entre otros, algunos de los muebles que os he ido enseñando. Ahora quiero avanzar un poco más hablándote sobre los grandes diseñadores que hay detrás de muchos de estos grandes muebles. Y no puedo haber elegido mejor para empezar. Arrancamos esta nueva temática con Florence Knoll: la enigmática emperatriz del diseño que nunca habló con los medios (y consiguió retirarse a los 48)

vía: iDesign Wiki


La autora.

“No soy decoradora… El único lugar que decoro es mi casa” así se defendía Florence Knoll en el New York Times, a principios del siglo XX, cuando aún se veía como algo excepcional que una mujer arquitecta y diseñadora de muebles llegara a lo más alto. Y es que la prensa de la época solía reducir a decoradora a una mujer que, después de formarse en varias universidades, llegó a investigar sobre diseño y fabricación de muebles con diseñadores de la talla de Eero Saarinen o Charles Eames. Lástima que la 2ª Guerra Mundial le impidiera terminar su formación en la Architectural Association en Londres donde descubrió el estilo internacional de Le Corbusier. Son muchas las influencias que pueden notarse en sus diseños ya que estudió con Mies Van der Rohe y trabajó, por ejemplo, con Walter Gropius y Marcel Breuer de quiénes recibió influencia de la Bauhaus y aprendió las estructuras de los muebles modernos y tubos de acero.

vía: Knoll


Su visión del diseño.

Alrededor de 1946 Florence conoció a Hans Knoll - propietario de una compañía de muebles – con el que se casó unos años más tarde. Florence le hizo ver la importancia de utilizar sus conocimientos arquitectónicos para diseñar muebles. Transformaron así los hogares y las oficinas americanas de mediados del siglo XX, con muebles modernos, textiles exquisitos y espacios ordenados. Hasta tal punto consiguieron crear un estilo propio, que su sello quedó bautizado como el total look o Knoll look. Florence Knoll consideraba que el diseño de mobiliario tenía que ser no sólo funcional sino que, además, debía de impregnar con su esencia el espacio interior, en relación con la arquitectura espacial y la composición general. Los muebles diseñados por Knoll eran geométricamente perfectos y tenían unas siluetas muy elegantes. Ella consideraba que los muebles tenían que completar el espacio, no competir con él y, por esta razón, si no encontraba el mueble que necesitaba para un espacio en concreto, lo diseñaba.

vía: Domestiko Shop


Piezas icono.

Florence Knoll diseñó un sinfín de muebles de muchas y muy variadas facturas. Es conocidísimo su sofá Florence pero también diseñó butacas, mesas (de escritorio, de comedor, de café, auxiliares,…) otomanas, aparadores, bancos… y siempre con un objetivo claro: aunar funcionalidad y estética. En la propia web de Knoll describen el sofá como: “una traducción reducida del ritmo y las proporciones de la arquitectura moderna de mediados de siglo. Con un perfil geométrico sobrio, una expresión del enfoque de diseño racional que Florence Knoll aprendió de su mentor, Mies van der Rohe”. En la misma web podemos encontrar una descripción de la mesa oval como “la pieza que no existía y necesitaba para un trabajo, así que la diseñé". En la actualidad todos sus diseños siguen estando a la venta en Knoll aunque existen ya versiones más actualizadas que, no por ello, hacen que la versión más clásica deje de parecer atemporal.


¿Sabías qué…

según revelan sus agendas personales, en casi todas las ciudades del mundo hay escondido un espacio suyo? Parece ser que es así excepto en Karachi (Paquistán). Hasta allí tenía que haber llegado el barco que transportaba los muebles para uno de sus ilustres clientes que se hundió antes de llegar a su destino. En algún lugar del Océano Índico, duerme sumergido un total look de Knoll. ;)

vía: Knoll


¿Has aprendido algo nuevo con la entrada de hoy? Si es así cuéntaselo a todo el mundo. Todos los lunes creo contenido sobre piezas icono, interioristas o estilos decorativos en la categoría La Escuelita. Recuerda que, además, estamos en Instagram publicando a diario contenido sobre decoración.