• María Bermejo

Mesa Tulip: la mesa más famosa (y más copiada) de la historia.

Es la reina indiscutible de los espacios más eclécticos y la más pineada en Pinterest. Quién más, quién menos tiene en su casa la réplica que el gigante sueco hizo de ella. Gracias a la fama que alcanzó, allá por 1956, ostenta el dudoso título de ser uno de los diseños más replicados (que no copiados) de la historia de la decoración. Saarinen la creó para solucionar lo que él llamó “tugurio de piernas” Con esta carta de presentación, la mesa Tulip te va a llamar la atención por algo más que por su diseño.

vía: Knoll


La inspiración.

Eero Saarinen, arquitecto estadounidense de origen finlandés, prometió eliminar el “mundo feo, confuso e inquieto que observó debajo de sillas y mesas: el llamado “tugurio de piernas”. En su opinión “la porquería de patas” ensuciaba la pureza de líneas en las casas. “La parte inferior de las sillas y mesas convencionales crea interiores confusos e incómodos”. Saarinen “Quería limpiar la suciedad visual que provoca esa maraña enredada de patas y devolverle a los muebles la capacidad de ser piezas visualmente homogéneas”. Una investigación de diseño de cinco años le llevó a crear, en 1958, la revolucionaria colección Pedestal compuesta por mesa de comedor, café y auxiliar, convirtiendo sus piezas en iconos destacados del diseño contemporáneo.

vía: Knoll


El diseño.

Es un objeto de deseo del diseño industrial. Visualmente es ligera, grácil y esbelta y apta no sólo para salones pues suele verse habitualmente en cocinas. Como ya sabrás, su nombre, Tulip, se debe a la forma de tulipa invertida que tiene su pie. Lo normal es que tengas en la cabeza la impoluta mesa blanca, aunque también es conocida su versión con el sobre de mármol. Sin embargo, la mesa tiene otros muchos acabados. Su base puede ser blanca, negra o de aluminio y, su tapa, de laminado blanco o en madera y mármol con todos los matices posibles. Existen, además, varias medidas que van desde los 90 cm de diámetro a los 137cm.


Llévatela a casa.

La colección original la comercializa la firma americana Knoll y la mesa tiene un coste aproximado de 2.500€ dependiendo del modelo y el acabado. Sin embargo, conseguir hoy una de estas piezas objeto de deseo es relativamente fácil (y económico) siempre que te conformes con alguna réplica. La más mítica, que ya está a punto de convertirse en un icono también, es la de Ikea pero puedes conseguir otras muchas en tiendas como: Sklum, Tiendas ON o Maisons du Monde.

vía: Zanotta


¿Sabías qué…

la mesa Tulip podría ser una réplica de una mesa que el arquitecto italiano Piero Bottoni había construido dos décadas antes de que Ero Saarinen creara la suya? Pues sí, parece ser que, allá por 1936, Bottoni había construido, con cemento armado, y anclada en el suelo del comedor de su Villa Muggia, a las afueras de Imola, Italia su propia “mesa tulip”. Un diseño que sobrevivió incluso a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y que aún se conserva entre las ruinas de la casa. Curiosamente, la mesa Fenice, nombre del diseño que alude directamente al mito griego del Ave Fénix que resurge de sus cenizas, nunca llegó a ser tan famosa como la de Saarinen sin embargo, obtuvo un premio en la IX Trienale de Milán en 1951. A día de hoy, un modelo renovado, está a la venta en Zanotta.


¿Has aprendido algo nuevo con la entrada de hoy? Si es así cuéntaselo a todo el mundo. Todos los lunes creo contenido sobre piezas icono, interioristas o estilos decorativos. Puedes leer mis entradas en la categoría La Escuelita. Recuerda que, además, estamos en Instagram publicando a diario contenido sobre decoración.